Un momento Porfavor...



UROLOGÍA

ESPECIALISTAS




Dr. Federico Escobar Jaramillo



La próstata es una glándula del sistema reproductor del hombre que produce y almacena un componente del semen. El cáncer de próstata, por lo general, no presenta síntomas al principio.

Cuando aparecen los síntomas, es posible que la enfermedad ya se haya dispersado fuera de la próstata. Hay dos pruebas que se pueden usar para detectar el cáncer de próstata cuando no hay síntomas: el examen rectal digital y un análisis de sangre que se usa para detectar una sustancia producida por la próstata llamada antígeno prostático específico (PSA).

Duración: 3 a 4 horas.

Anestesia: General.

Hospitalización: Necesaria.

Recuperación: 3 a 5 semanas.

Resultados: Permanentes.

VER MÁS


La urolitiasis o litiasis urinaria se define como la presencia de cálculos (piedras, arenillas) o conglomerados cristalinos en el interior de las vías urinarias, desde el cáliz renal, hasta la uretra.

Procedimiento

La intervención quirúrgica se suele indicar cuando un cálculo grande (mayor de 1cm), produce dolor, obstrucción o infección. La operación para extraer un cálculo del uréter, es una ureterolitotomía.

Duración: 2 a 3 horas.

Anestesia: General.

Hospitalización: 3 días.

Recuperación: 7 días.

Resultados: Permanentes.

VER MÁS


Es la estrechez prepucial que determina dificultad o incapacidad para retraer manualmente el prepucio por detrás del surco balanoprepucial y descubrir totalmente el glande.

Las adherencias prepuciales no deben liberarse forzadamente ya que se reproducen en un alto porcentaje, especialmente en el niño menor. Éstas se resuelven totalmente en forma espontánea al llegar la pubertad.

La mayoría de las fimosis en mayores de tres años es consecuencia de una retracción temprana forzada, no recomendada, que provoca fisuras radiales del prepucio lo que determina una fimosis cicatricial iatrogénica. Existe además, otra forma de fimosis adquirida, por una reacción dermatológica del prepucio, de etiología desconocida.

Duración: 35 – 45 minutos.

Anestesia: Local en adultos – General en niños.

Hospitalización: No se necesita.

Recuperación: 8 – 10 días.

Resultados: Permanentes.

VER MÁS


La Histerectomía es la cirugía mediante la cual se extrae la matriz a través de una incisión en el abdomen, por debajo del ombligo.

La Histerectomía abdominal se realiza cuando existen fibromas uterinos, lesiones precancerosas, cáncer de ovario, de cuello de útero y de endometrio también en otras enfermedades como adenomiosis, prolapso uterino, hipertrofia uterina, pólipos endometriales, infecciones pélvicas, dolores menstruales y ciertos sangrados menstruales.

La matriz no juega ningún papel protagónico en la respuesta sexual femenina; así que esta cirugía no afecta la vida sexual de la pareja.

Hospitalización: Generalmente de 2 a 3 días.

Anestesia: General.

Recuperación: 7 a 15 días.

VER MÁS



Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hipertrofia o hiperplasia prostática benigna (HPB) o hipertrofia prostática benigna. No es un cáncer y no aumenta el riesgo de cáncer de próstata. No se conoce la causa real del agrandamiento de la próstata.

Los factores ligados al envejecimiento y a los testículos mismos pueden jugar un papel en el crecimiento de la glándula. Los hombres a quienes se les extirpan los testículos a temprana edad (por ejemplo, como resultado de un cáncer testicular) no desarrollan la Hiperplasia Prostática. De modo similar, si los testículos se extirpan después de que el individuo desarrolla el agrandamiento, la próstata comienza a reducirse de tamaño.

Duración: 15 a 45 minutos.

Anestesia: General.

Hospitalización: 3 a 5 días.

Recuperación: 7 días.

Resultados: Permanentes.

VER MÁS


La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. El afectado tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar pero es incapaz de retener la orina.

Debe confirmarse que se trata de una pérdida de orina totalmente involuntaria y objetivamente demostrable. Para establecer un diagnóstico correcto hay que establecer los factores externos y los trastornos de las vías urinarias que originan la incontinencia. Será necesaria una exploración física minuciosa que incluya un examen de la sensibilidad perianal, y estudios analíticos, radiológicos y urodinámicos.

Procedimiento

Junto a los análisis de sangre se pueden realizar otras pruebas complementarias:

* Radiografía simple de abdomen: permite diagnosticar la litiasis vesicular que causa la incontinencia urinaria de urgencia, sobre todo en pacientes con hipertrofia benigna de próstata.

* Urografía intravenosa: sirve para valorar la morfología y el correcto funcionamiento de las vías urinarias altas.

* Ecografía vesicoprostática: diagnostica la litiasis y los tumores vesicales, medir la próstata y determina su obstrucción.

* Estudios urodinámicos: evalúan la actividad funcional del tracto urinario inferior en la fase de llenado y vaciado vesical.

Tratamientos:

Medidas higiénico dietéticas: los afectados deben controlar los líquidos que toman para evitar la formación excesiva de orina. Existen alimentos que son diuréticos, como algunas frutas y verduras. También es importante la forma en la que se toman: las sopas, los guisos y los alimentos hervidos aportan más líquidos que los asados y fritos. Entre los líquidos que favorecen la formación de orina se encuentran el agua, la leche, el alcohol y las infusiones.

* Tratamiento farmacológico: el objetivo del tratamiento farmacológico es conseguir que la vejiga sea capaz de distenderse sin contraerse durante el llenado y que la uretra se mantenga cerrada durante el llenado. Los fármacos más utilizados son los anticolinérgicos, sustancias que, al disminuir la capacidad contráctil del detrusor, aumentan la tolerancia del llenado vesical y la continencia.

* Cirugía: existen diferentes soluciones quirúrgicas según el tipo de incontinencia, las características de la vejiga y la uretra.

* Autocateterismo intermitente: consiste en la introducción, a través de la uretra, de un catéter en la vejiga. Se utiliza principalmente en la incontinencia causada por daño neuronal o de los nervios que controlan la micción. Con el catéter se consigue el vaciado completo y se evitan los escapes de orina.

* Entrenamiento de la vejiga: los pacientes recuperan el control de la vejiga aprendiendo a resistir el impulso de salida de la misma y contribuyendo de esta manera a aumentar la capacidad de la vejiga. Esto se consigue mediante ejercicios que desarrollan la musculatura del suelo pélvico.

* Tratamiento paliativo: dentro de este tratamiento se encuentran los pañales absorbentes, los colectores o las bolsas de orina. Estimulación eléctrica intravaginal Su objetivo es conseguir la contracción del piso pélvico mediante la estimulación del nervio pudendo con un electrodo intravaginal.

Estimulación eléctrica intravaginal: estimulación eléctrica intravaginal Su objetivo es conseguir la contracción del piso pélvico mediante la estimulación del nervio pudendo con un electrodo intravaginal.

VER MÁS


La prostatectomía radical por vía laparoscópica es la técnica quirúrgica que permite la extirpación con criterios oncológicos de la glándula prostática en el caso de un cáncer de próstata.

En la Prostatectomia radical laparoscópica el cirujano realiza varios cortes pequeños en lugar de un corte grande. Dentro de los cortes se ponen herramientas largas y delgadas. El cirujano coloca un tubo delgado con una cámara de video (laparoscopio) al interior de los cortes, lo cual le ayuda a observar dentro del abdomen durante el procedimiento.

La prostatectomía radical se realiza con mayor frecuencia cuando el cáncer no se ha propagado más allá de la próstata. Éste se denomina cáncer prostático localizado.

Algunas veces, el médico le puede recomendar un tratamiento gracias a lo que se conoce acerca de su tipo de cáncer y sus factores de riesgo. Otras veces, el médico hablará con usted respecto a dos o más tratamientos que podrían ser buenos para su cáncer.

Duración: 3 a 4 horas.

Anestesia: General

Hospitalización: 1 a 4 días.

Resultados: Permanentes.

VER MÁS


Es una técnica utilizada para el manejo de cálculos intrarrenales y ureterales proximales, la cual se realiza bajo anestesia general, en decúbito supino y posición de litotomía. Bajo visión cistoscópica se introduce una guía ureteral hasta las cavidades renales, la cual sirve para el paso de una segunda guía o guía de seguridad.



COTIZAR





(57) +300.364.8849

WhatsApp: 305.306.2175

contactenos@medicosespecialistasmedellin.com

Lunes - Viernes 08:00-18:00

Sábado & Domingo - CERRADO

Copyright by virtualgrafico.com

WhatsApp chat